• «Malawi el corazón ardiente de África»

    malawi1Cuando me invitaron a escribir para vuestra página, no supe decir que no, pero reconozco que me han tenido que insistir, porque no veía por dónde empezar.

    Pero aquí estoy, una vez más, hablando de Malawi, país del África Austral, apenas conocido, situado en el vértice de Mozambique y bañado por las aguas del lago Malawi (Llamarada de Fuego) que da nombre al país.

    No voy a hablar del país, para eso basta con mirar cualquier enciclopedia, ni tampoco me voy a extender en experiencia personal, porque, primeramente es mía y segundo porque no quiero aburrir a nadie.

    Así que voy a comenzar con una frase de Confucio:

    “Me lo dijeron y lo olvidé, lo vi y lo creí, pero sólo cuando lo hice, lo comprendí.”

    Es muy difícil tomar conciencia de una realidad si no se experimenta. A mí me pasó, no lo niego, y no me arrepiento de nada de lo que he vivido hasta ahora, a pesar de las contradicciones e incluso oposiciones que he tenido.

    En uno de los viaje de un amigo misionero (Julio) a España, durante una comida familiar, me propuso una ayuda “muy especial”: Cinco hermanos se habían quedado huérfanos, por ellos había luchado para no dejarlos en la calle, pidió ayuda y le respondí a título personal. Decidí conocer la situación “in situ”, y a partir de entonces me di cuenta de la magnitud de los problemas que había en aquel país.

    Fue a través de la Asociación Wawitai (a la que pertenezco, actualmente como miembro de base) cuando ésta tomó como propios los proyectos y programas que habían solicitado las diferentes misiones (orfanatos, hospitales, escuelas, talleres, becas para estudiantes… y un largo etcétera. Por mi parte, el compromiso personal y por otra se realizaron las gestiones necesarias para ejecutar proyectos de desarrollo que fueron haciéndose realidad con el paso de los años. Más de quince en la actualidad. Ciertamente se han invertido muchos fondos (públicos y privados) para mejorar la calidad de vida de los malawianos, pero, creo sinceramente, que hemos recibido mucho más de lo que hemos llevado. El crecimiento personal, ético, moral y espiritual, es incalculable.

    Los proyectos y programas que desarrollamos están enfocados, principalmente, a niños y jóvenes, porque son el futuro de un país, pero desgraciadamente no hay futuro, si no hay alimentación equilibrada, sanidad adecuada y educación y formación de líderes; y es en éste trípode donde se apoya todo el esfuerzo de la Asociación Wawitai.

    Asociacion wawitai

    Desde entonces, he vuelto diez veces a Malawi y he visto y vivido la realidad de un país que sólo es conocido por sus estadísticas de miseria, de la incidencia “brutal” del VIH en la población y de que es uno de los diez países más pobres del mundo.

    Sin embargo, es un país entrañable, alegre, vivo, hospitalario, generoso… que llega al corazón. Llegó al mío.

    Su eslogan es: «Malawi el corazón ardiente de África», y ciertamente lo es, allí el que va, se siente acogido, arropado y querido.

    Después de esta breve exposición posiblemente me diréis, “pero hay que enseñarles a pescar en lugar de darles el pez…”

    -Sí, es cierto, pero mientras aprenden a pescar, si no les damos de comer, se mueren de hambre, si no les damos medicinas, se mueren de enfermedad, si no les formamos para el futuro, no habrá futuro para nadie.

    Equivocados o no, ellos son los protagonistas de su propio destino, y nosotros debemos acompañar, apoyar y ayudar, pero nunca interferir y mucho menos, obligar.

    Para terminar quisiera proponeros una reflexión:

    El lema de la Asociación Wawitai, está extraído de una frase de Anthoni de Melho:            “Nada ha cambiado excepto mi actitud, por eso todo ha cambiado.” Pensemos en ello.

    Como dicen en Malawi: Zikomo kwampiri onse. (Muchas gracias a todos.)

    malawi2

    ORACIÓN DEL ENVIADO:

    Id por todo el mundo…

    Estas palabras están dichas para mí.

    Soy continuador de tu obra.

    Soy tu compañero en la misión.

    ¡Gracias, Jesús!

    Me encuentro emocionado por tu confianza.

    La mies es mucha y los braceros pocos.

    Quiero ser uno de ellos.

    Muchas personas están caídas y pasamos de largo.

    Quiero ser el buen samaritano.

    Conviérteme primero a mí,

    para que yo pueda anunciar a otros la Buena Noticia.

    Dame AUDACIA.

    En este mundo escéptico y autosuficiente,

    tengo vergüenza y miedo.

    Dame ESPERANZA.

    En esta sociedad recelosa y cerrada,

    yo también tengo poca confianza en las personas.

    Dame AMOR.

    En esta tierra insolidaria y fría,

    yo también siento poco amor.

    Dame CONSTANCIA.

    En este ambiente cómodo y superficial,

    yo también me canso fácilmente.

    Conviérteme primero a mí,

    para que yo pueda anunciar a otros la Buena Noticia.

    PADRE NUESTRO (Chichewa, lengua oficial de Malawi)

    Atate athu muli m’mwamba

    Dzina lanu liyeretsedwe,

    Ufumu wanu udze,

    Kufuna kwanu kuchitidwe

    Monga kumwamba chonso pansi pano.

    Mutipatse ife lero chakudya chathu chalero;

    Mutikhululukire ife zochimwa zathu,

    Monga ifenso tikhululukira adani athu,

    Musatisiye ife m’chinyengo,

    Koma mutipulumutse ife kwa zoipa.

     

    ‘I am Malawi’ music video

  • ¿Cómo lo ves?

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *