Adviento, tiempo expectante al mayor acontecimiento de Amor

María, expectante nos ayuda a preparar la venida de Jesús, y nosotros la acompañamos.

Primer periodo del año litúrgico, tiempo de preparación y expectación para el nacimiento de Cristo, tiempo de reflexión y de perdón… Hoy quiero pararme y preguntarme: ¿Y para mí de qué es tiempo…?

Como cada año, Patxi Velasco Fano, nos propone una magnífica experiencia para este Adviento: «Buscando una estrella». Nos anima a vivir un Adviento de cine, caminando juntos buscando una estrella que nos va a orientar e iluminar. En Navidad descubriremos que Jesús es la Estrella.

Nos hace esta hermosa propuesta:

guion_dinámicaWeb

Adviento2Somos todos y cada uno de nosotros quienes tenemos que preparar el camino, enderezad las sendas de nuestros caminos o atajos torcidos y llenos de curvas, rellenar nuestros barrancos, nuestras múltiples hondonadas hasta ir alisando, aplanando. Es una preparación, un compromiso y un esfuerzo personal que se renueva cada año.

La venerable Adela de Batz de Trenquelléon, fundadora de las “Hijas de María Inmaculada” (Marianistas), nos decía:

ADELA400

“Preparémosle el camino de nuestros corazones. Que se allanen las colinas de nuestro orgullo con una sincera humildad; que los valles, es decir, los vacíos de nuestro corazón, se llenen de virtudes…” (Adela 207.2)

Durante cuatro semanas nos preparamos interiormente y decimos: ¡¡Maranatha, Ven Señor!!

Maranatha. Ricardo Cantalapiedra. El Profeta, 1970.

Share Button

¿Cómo lo ves?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *