Dame la fe Señor, la fe de María…

María de NazarethEsa es la sincera petición que queremos hacerle al Señor en este mes de mayo, para que María nos sirva siempre como maestra y modelo. Quizá nos ayuden las imágenes, las palabras, el vídeo, la canción…

Es el Papa Francisco el que nos dice cómo vivió María la fe:

«… La vivió en la sencillez de las mil ocupaciones y preocupaciones cotidianas de cada mamá, como proveer al alimento, al vestido, la atención de la casa… Precisamente esta existencia normal de la Virgen fue el terreno donde se desarrolló una relación singular y un diálogo profundo entre ella y Dios, entre ella y su Hijo. El «sí» de María, ya perfecto al inicio, creció hasta la hora de la Cruz. Allí su maternidad se dilató abrazando a cada uno de nosotros, nuestra vida, para guiarnos a su Hijo. María vivió siempre inmersa en el misterio del Dios hecho hombre, como su primera y perfecta discípula, meditando cada cosa en su corazón a la luz del Espíritu Santo, para comprender y poner en práctica toda la voluntad de Dios.»

Reflexionamos y oramos con una hermosa canción: La fe de María. Son By Four. Aquí está el cordero, 2007.

http://www.sonbyfouronline.com

En este vídeo de Ítala Rodriguez. Dones:

La fe de María

Qué hubiese pasado
si ella hubiese dicho que no, o ignorado,
o dilatado, el anuncio de tu ángel de amor.

En cambio creyó en tu palabra
y se hizo tu esclava, en un acto perfecto y de fe.

Y hoy quiero ser como ella,
y amarte aunque duelan,
las espinas y el camino de la cruz.

Dame la fe Señor, la fe de María,
para decirte sí, oh sí, un sí sin medidas.

Dame la fe Señor, la fe de María,
para renunciar a mí,
y entregarte mi vida.

Aunque traspasaron con una espada su corazón,
y su alma lloró, el dolor de tus heridas,
a los pies del madero se quedó.

Y hoy ella es nuestra reina y señora,
y tú nos incorporas a tu eterna familia de amor,
y yo en tu amor quiero permanecer,
postrado a tus pies,
es lo único que un día llevaré.

Dame la fe Señor, la fe de María…

Y terminamos nuestra oración contestando en nuestro interior las preguntas que nos formula a cada uno de nosotros:

https://w2.vatican.va/content/francesco/es/audiences/2013/documents/papa-francesco_20131023_udienza-generale.html

¿Nos dejamos iluminar por la fe de María, que es nuestra Madre? ¿O bien la pensamos lejana, demasiado distinta de nosotros? En los momentos de dificultad, de prueba, de oscuridad, ¿la miramos a ella como modelo de confianza en Dios, que quiere siempre y sólo nuestro bien? Pensemos en esto, tal vez nos hará bien volver a encontrar a María como modelo y figura de la Iglesia en esta fe que ella tenía.

Dame la fe Señor, la fe de María…

 

Share Button

¿Cómo lo ves?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *