De lo pequeño… Mt. 13, 14-43

Pensé en las guerras y en que Francisco es el hombre de la paz, además de los pobres, y así me vino el nombre. Papa Francisco.

Mostaza

El reino de los cielos es como un grano de mostaza, es levadura del mundo: en él hay trigo y cizaña.

“Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde sale la cizaña?”

trigo

Meditación del Papa Francisco

El objetivo de toda actividad pastoral siempre está orientado por el impulso misionero de llegar a todos, sin excluir a nadie y teniendo muy en cuenta la circunstancias de cada uno. Se ha de llegar a todos y compartir la alegría de haberse encontrado con Cristo. No se trata de ir como quién impone una nueva obligación, como quién se queda en el reproche o la queja ante lo que se considera imperfecto o insuficiente. 
La tarea evangelizadora supone mucha paciencia, mucha paciencia, cuida el trigo y no pierde la paz por la cizaña. Y también sabe presentar el mensaje cristiano de manera serena y gradual, con olor a Evangelio como lo hacía el Señor. Sabe privilegiar en primer lugar lo más esencial y más necesario, es decir, la belleza del amor de Dios que nos habla en Cristo muerto y resucitado. (S.S. Francisco, 18 de noviembre de 2013)

SALMO 132 (131)

La oración de los pequeños

Mi corazón, Yahvé, no es engreído,
ni son mis ojos altaneros.
No doy vía libre a la grandeza,
ni a prodigios que me superan.

No, me mantengo en paz y silencio,
como niño en el regazo materno.
¡Mi deseo no supera al de un niño!
¡Espera, Israel, en Yahvé
desde ahora y por siempre!

Nada les unirá más a Dios que la caridad.
San Camilo de Lelis (1550-1614)

motherBaby

Share Button

¿Cómo lo ves?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *