Imagina… vivir la vida en paz… y con amor

Vivimos a diario tristes y luctuosos acontecimientos que nos enseñan hasta dónde puede llegar el fanatismo y la obcecación. Frente a toda esa violencia sin sentido, siempre tendremos que contestar al unísono: ¡Somos más los que amamos!

“Imagine”. John Lennon. Disco Imagine 1971.

«Y adonde no hay amor, ponga amor y sacará amor». (S. Juan de la Cruz)

Lectura habitual en las bodas, intentamos hoy –más que nunca en la sinrazón-, saborear un maravilloso himno de San Pablo al amor, a la caridad…

«Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo estruendoso.

Aunque tuviera el don de profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera una fe como para mover montañas, si no tengo amor, no soy nada.

Aunque repartiera todos mis bienes y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es paciente, es servicial, no es envidioso ni busca aparentar, no es orgulloso ni actúa con bajeza, no busca su interés, no se irrita, sino que deja atrás las ofensas y las perdona, nunca se alegra de la injusticia, y siempre se alegra de la verdad. Todo lo aguanta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

El amor nunca terminará. Las profecías serán eliminadas, el don de lenguas terminará, el conocimiento será eliminado. Porque nuestra ciencia es imperfecta y nuestras profecías limitadas. Cuando llegue lo perfecto, lo imperfecto será eliminado.

Cuando era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; al hacerme adulto, abandoné las cosas de niño.

Ahora vemos como en un mal espejo, confusamente, después veremos cara a cara. Ahora conozco a medias, después conoceré tan bien como Dios me conoce a mí. Ahora nos quedan tres cosas: la fe, la esperanza, el amor. Pero la más grande de todas es el amor.» (1 Co, 13)

«Donde hay fe hay amor, donde hay amor hay paz, donde hay paz está Dios y donde está Dios no falta nada». (Blanca Cotta)

El amor. 2007. Tierra de Bendición. Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza.

 

Si no tengo amor, no soy nada.
Si no tengo a Dios, nada soy.
El amor es comprensivo; el amor es servicial;
el amor no tiene envidia ni se alegra del mal.
El amor; el amor no pasa nunca. Dios es Amor.
El amor no es egoísta, no tiene vanidad,
no se alegra de la injusticia, goza con la verdad.

Si no tengo amor, no soy nada.
Si no tengo a Dios, nada soy.

El amor; el amor; el amor; el amor no pasa nunca.
Dios es Amor.

1Cor13

Share Button

¿Cómo lo ves?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *