«Levántate y brilla, que ha llegado tu luz» (Is 60,1)

El brillo de la estrella que lleva a los magos a Belén. La Epifanía, la manifestación de un Dios encarnado en la pequeñez y la debilidad como luz y salvación para todos los pueblos.

Tras esa parada memorable, los magos se acercan en una noche mágica a las casas de los niños que se han dormido y sueñan ilusionados con las peticiones que hicieron. Por la mañana, son los primeros en levantarse y sus gritos de alegría inundan la casa.

Hoy, son los magos quienes miran arrobados una estrella convertida en el nacimiento de este nuevo proyecto ilusionante: Hágase!!

Queremos invitarte a participar, a sentirte en casa comunicando y contagiando a todos nuestra alegría.

 

«Que se alegren tus entrañas,
Ten alegre el corazón.
Tu luz perpetua es el Señor,
Y tu Dios será tu resplandor»

Ain Karem. Que se alegren tus entrañas. (Is 60, 19-22)

Share Button

¿Cómo lo ves?

  1. Hola a todos,
    Que pregunta tan interesante ¿Cómo lo ves? Lo veo como lo siento, siento el alma viva de amar a Dios, las distintas miras buscan esas respuestas del interior de mí ser.

    Muchas gracias
    Felicidades

    Contento, Señor, Contento
    P. Hurado

  2. Veo a un dios hecho hombre por amor sin tener necesidad nuestra,vino a ser luz en la tiniebla,iluminando nuestro peregrinar en esta vida a través de su palabra y ejemplo sigamos ese sedero iluminado,para llegar a buen puerto.

  3. Me gusta la pregunta. No es un “comenta”, es un “¿cómo lo ves?”. ¿Y cómo lo veo? Con los ojos de un niño. Es la única manera de mirar y ver a Dios, de entender que sea uno de nosotros, de disfrutar de su presencia sin rebuscadas teologías. Sólo un Dios niño y un yo con corazón de niño.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *