San Francisco de Asís. «Laudato si, mi Signore»

Celebramos hoy, la fiesta de San Fransisco de Asís, fundador de la Familia Franciscana.
Hombre que supo seguir el dictamen de Dios, cambiando radicalmente su vida opulenta, por una vida de austeridad, contemplación y amor a la naturaleza.

Himno de Laudes en la fiesta de San Francisco:

La Carta Encíclica Laudato Si, sobre el cuidado de la casa común, comienza reproduciendo el Cántico de las criaturas, de San Francisco, poniendo de manifiesto la importancia y la actualidad de su mensaje de paz e integridad de la creación:

«Laudato si’, mi’ Signore» – «Alabado seas, mi Señor», cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico nos recordaba que nuestra casa común es también como una hermana, con la cual compartimos la existencia, y como una madre bella que nos acoge entre sus brazos: «Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba». Cántico de las criaturas: Fonti Francescane (FF) 263.

Nos dice el Papa:

«Creo que Francisco es el ejemplo por excelencia del cuidado de lo que es débil y de una ecología integral, vivida con alegría y autenticidad. Es el santo patrono de todos los que estudian y trabajan en torno a la ecología, amado también por muchos que no son cristianos. Él manifestó una atención particular hacia la creación de Dios y hacia los más pobres y abandonados. Amaba y era amado por su alegría, su entrega generosa, su corazón universal. Era un místico y un peregrino que vivía con simplicidad y en una maravillosa armonía con Dios, con los otros, con la naturaleza y consigo mismo. En él se advierte hasta qué punto son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior.

Cuando tomamos conciencia del reflejo de Dios que hay en todo lo que existe, el corazón experimenta el deseo de adorar al Señor por todas sus criaturas y junto con ellas, como se expresa en el precioso himno de san Francisco de Asís:

«Alabado seas, mi Señor,
con todas tus criaturas,
especialmente el hermano sol,
por quien nos das el día y nos iluminas.
Y es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.
Alabado seas, mi Señor,
por la hermana luna y las estrellas,
en el cielo las formaste claras y preciosas, y bellas.
Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento
y por el aire, y la nube y el cielo sereno,
y todo tiempo,
por todos ellos a tus criaturas das sustento.
Alabado seas, mi Señor, por la hermana agua,
la cual es muy humilde, y preciosa y casta.
Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual iluminas la noche,
y es bello, y alegre y vigoroso, y fuerte»

Cántico de las criaturas: FF 263.

Loado seas mi Señor. Forza venite gente. Venga toda la gente, 1983. Musical franciscano.

Hoy especialmente y para todos os deseamos… ¡¡¡Paz y bien!!!

francesco

Share Button

¿Cómo lo ves?

  1. Bellísima, hermana. Es una de mis favoritas, es que San Francisco llega desde lo sencillo directito al corazón.

    Muchísimas gracias por su amable comentario. Siéntase bienvenida a ésta, su casa. Un fuerte abrazo para Vd. y su fraternidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *