Sembrando. Mateo (13,1-23)

El amor es la novedad del Evangelio, que cambia el mundo sin hacer ruido.
Benedicto XVI – (Ángelus, 18 de febrero de 2007)

Este domingo toca una de las parabolas más inspiradoras y motivadoras del Evangelio:

«Salió el sembrador a sembrar. Al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra, y, como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y por falta de raíz se secó. Otro poco cayó entre zarzas, que crecieron y lo ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio grano: unos, ciento; otros, sesenta; otros, treinta. El que tenga oídos que oiga.»

Sower

La MISIÓN de cada uno depende de las capacidades que tenemos:

¿Ponemos todas nuestras capacidades en juego para hacer el bien a todos los que nos rodean?

Sembrando esperanza

Si es difícil pero merece la pena intentarlo, ya que “amar al prójimo como a ti mismo” es posible.

Lecturas del Domingo 15º del Tiempo Ordinario – Ciclo A

 

Share Button

¿Cómo lo ves?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *